Asociación Sinergia Sostenible

Sinergia Sostenible pone nombre al lugar de encuentro donde se fusionan las ganas de saber y de dar a conocer qué es la sostenibilidad, para buscar el mejor camino de llegar a ella.

Creemos que una de las labores más importantes que hoy en día tenemos los arquitectos es la de emplear nuestras energías en diseñar los mecanismos que permitan lograr un hábitat en equilibrio con el planeta que lo sustenta.
> > > > > lee más

Actividades:

Paralelamente a la confección de este blog, y como parte de un proyecto más amplio de difusión de la información e interactuación con los demás habitantes de este planeta, realizamos otras actividades: Las ya realizadas:

-Charla coloquio “Arquitectura y Sostenibilidad”. .

-Taller para niños ”Arquitectura para Niños”.

-Charla coloquio ”Energías Renovables”.

DE LO QUE SE CRÍA SE COME

sinergia-sostenible_350_jamie-al-home

Revisando las etiquetas de los productos que comúnmente adquirimos en el supermercado, podemos observar que, en muchos casos, las ciruelas pasas vienen de Argentina, los garbanzos de México, las avellanas de Turquía, las lentejas de Canadá, los puerros y zanahorias y muchas de nuestras frutas y verduras llegan desde Almería y Valencia.

Vivimos en una tierra, donde todos esos productos se han cultivado, tradicionalmente,  con una alta calidad y con medios ecológicos; pero esto ha dejado de ser así, y si queremos comprar productos locales y de cultivo ecológico en las tiendas de la ciudad, las opciones son muy reducidas.

Es como si las ciudades, que tradicionalmente han dependido de su territorio circundante para la obtención de recursos, hubieran tendido unos gigantescos tentáculos hacia lejanas partes del mundo. Las poblaciones, que antaño abastecían  con una multitud de productos, a las capitales son ahora meros puntos en el mapa de unas carreteras que les pasan de largo. Se han especializado en la producción de unos pocos de los productos que antes producían y han quedado a merced del mercado internacional que, continuamente, exige más producción a menor precio. Una actividad para la cual, cada vez, se necesita menos mano de obra para la misma superficie cultivable Han perdido la razón de su existencia, no se encuentran en una posición favorable para el desarrollo de otras estrategias competitivas alternativas a la explotación agrícola y no se les ayuda demasiado a que las encuentren.

Las pocas personas que viven de su trabajo en el campo, asesoradas por unas autoridades cuyo enfoque de la agricultura es el de una actividad centrada en la producción de materias primas para la exportación. En su afán por competir en un mercado imposible, optan por concentraciones parcelarias. De este modo, se acaba con su rico paisaje de convivencia entre especies salvajes y cultivadas, con una rica biodiversidad, que convive en simbiosis con la ganadería de pastoreo y con acuíferos vivos en el subsuelo. Se sustituye un parcelario adaptado al terreno y sus cultivos de especies más o menos endémicas, por cultivos extensivos genéticamente modificados, semillas con “copyright” propiedad de grandes multinacionales. Se sabe que la agricultura extensiva empobrece el suelo y es más susceptible al ataque de las plagas. Es entonces cuando entran en juego los fertilizantes químicos, los pesticidas y el empleo de trasgénicos que, finalmente terminan contaminando el resto de los cultivos y los acuíferos subterráneos, por no hablar del daño que hacen a nuestra salud. Al mismo tiempo, se hormigonan las fértiles vegas de los ríos, que antaño fueron las huertas que abastecían nuestros mercados, para construir tremendas urbanizaciones. Todo para alcanzar una competitividad que no sería posible si no existieran las ayudas de la Unión Europea, una competitividad ficticia y finita.

Nuestro mundo rural queda así excluido, despoblado y con un grave deterioro medioambiental. Lo asombroso de todo esto es que, ya en 2006, el Ministerio de Medio Ambiente y la red de Redes de Desarrollo Local Sostenible publicó la Estrategia de Medio Ambiente Urbano que, entre otras cosas, dice:

“En nuestras latitudes, el modelo de ordenación del territorio que se ha demostrado sostenible durante siglos es el conformado por áreas agrícolas, forestales y pastos unidos por márgenes, acequias, ríos, etc y, entre medio, los núcleos urbanos compactos y complejos (…) que en el territorio se configura como una red polinuclear de pueblos y ciudades. Hacer más campo y más ciudad, sería la síntesis de los dos modelos, el urbano y el territorial, en tránsito hacia la sostenibilidad.”

Autora: Arantxa Díez

Foto: Channel 4.

 

6 comentarios en DE LO QUE SE CRÍA SE COME

  • miguel sanchez

    en nuestro país Venezuela el campesino originario rural cada día es mas pobre el estado no lo financia ni lo asesora técnicamente , los asalariados del estado , en materia agrícola convierten al pequeño productor en una paloma con garra de águila, financiándolo y luego dándole un siniestro, automático con la cancelación del crédito en su totalidad, perdiendo el trabajador del campo, su honestidad y el técnico su ética profesional , dicho crédito acompañado de un paquete tecnológico de agroquimicos, perdiéndose la cultura de dicho trabajador , y en los actuales momentos debido al recalentamiento global , las altas sequías han acabado con la agricultura , rural, el éxodo de agricultores hacia los pueblos ya es incontrolable , no hay fuente de trabajo agrícolas , las grandes predios de producción agropecuarias y agrícolas se han acabado debido al mini fundió, producido por el gobierno , la entregas de cartas agrarias sin un informe de impacto ambiental , por parte de la institución INTI, LA DEFORESTACION por parte de los COOPERATIVISTAS SIN FORMACIÓN , AMBIENTAL ACABA CON LOS ECOSISTEMAS EXISTENTES, LO QUE NOS QUEDA ES UN CUARTO AMBIENTE , CUIDEMOS LO Y HA RECUPERARLO.

  • Arantxa_sinergia sostenible

    Querido amigo Miguel, me deja muy triste todo esto que cuentas porque, finalmente el resultado no es buenos para nadie: ni para campesinos ni para consumidores.
    Los gobiernos parecen olvidar que si un país es capaz de producir sus propios recursos alimenticios y mantener los que ya posee (capital humano, biodiversidad, cultura…) se hace más poderoso al dejar de depender tanto del exterior.
    Mientras tanto, nosotros, consumidores, qué podemos hacer? Podríamos establecer canales cortos de consumo para contactar directamente con los productores y que estos no dependan de lo alguien interprete que demanda el mercado?
    Existen estructuras de consumo mediante canales cortos de comercialización en Venezuela? Sólo se necesitan agricultores y consumidores un poco conscientes de que lo local, producido por alguien a quien conoces de una forma transaparente, es lo más sano. En mi próximo post hablaré un poco de ello.

    La economía de libre mercado y el cambio climático va expulsando a los agricultores de sus tierras, unos van a la ciudad, otros roturan nuevas tierras destruyendo ecosistemas naturales. Con lo primero, se puede luchar directamente, de las consecuencias del cambio climático, no sabría hablarte con propiedad.
    Te dejo aquí unos enlaces que te pueden resultar interesantes:
    http://bah.ourproject.org/article.php3?id_article=151
    http://www.coopgerminal.org/node/2
    http://www.viacampesina.org/sp/
    http://www.coag.org/index.php?s=html&n=40a5ee9d0785b9a0cbfe683903705df1

    Cuéntanos qué te parece.
    Un saludo,
    Arantxa_ Sinergia Sostenible

  • Arantxa

    Querido amigo Miguel, me deja muy triste todo esto que cuentas porque, finalmente el resultado no es buenos para nadie: ni para campesinos ni para consumidores.
    Los gobiernos parecen olvidar que si un país es capaz de producir sus propios recursos alimenticios y mantener los que ya posee (capital humano, biodiversidad, cultura…) se hace más poderoso al dejar de depender tanto del exterior.
    Mientras tanto, nosotros, consumidores, qué podemos hacer? Podríamos establecer canales cortos de consumo para contactar directamente con los productores y que estos no dependan de lo alguien interprete que demanda el mercado?
    Existen estructuras de consumo mediante canales cortos de comercialización en Venezuela? Sólo se necesitan agricultores y consumidores un poco conscientes de que lo local, producido por alguien a quien conoces de una forma transaparente, es lo más sano. En mi próximo post hablaré un poco de ello.

    La economía de libre mercado y el cambio climático va expulsando a los agricultores de sus tierras, unos van a la ciudad, otros roturan nuevas tierras destruyendo ecosistemas naturales. Con lo primero, se puede luchar directamente, de las consecuencias del cambio climático, no sabría hablarte con propiedad.
    Te dejo aquí unos enlaces que te pueden resultar interesantes:
    http://bah.ourproject.org/article.php3?id_article=151
    http://www.coopgerminal.org/node/2
    http://www.viacampesina.org/sp/
    http://www.coag.org/index.php?s=html&n=40a5ee9d0785b9a0cbfe683903705df1

    Cuéntanos qué te parece.
    Un saludo,
    Arantxa

  • ELISEO

    “NO TOQUES LA BICHA”.Expresión empleada cuando un tema resulta escabroso, dificil de tratar, controvertido…, se refiere a la culebra, a la serpiente adormecida, si la tocas, rápido se revuelve y te puede morder.
    Hoy con el impulso dado a la OMC (Organización Mundial de Comercio)aceptado por la mayoría de Paises, para intercambiar el consumo de bienes y servicios, se producen situaciones como la desaparición del Esparrago de Navarra, primando sobre cualquier otra cuestión el concepto simplista “mas caro, mas barato”, pero no es esto lo mas grave, acepta la circulación de los OMG (ORGANISMOS MODIFICADOS GENÉTICAMENTE)que lidera la Multinacional de U.S.A. MONSANTO. Hoy se han introducido y experimentan en África, como no, tomates cuyo consumo incorpora la vacuna contra la hepatitis “B”, patatas que desarrollan sulfatos que las inmunizan frente al escarabajo, arroz en China con tratamiento genético, que incrementa de forma espectacular la producción, etc. etc. Argumentan, que hay que seguir en esta linea de innovación, pues en el año 2050, seremos 10.500 millones de h. en el mundo, que para alimentarse,sería preciso, desforestar selvas para transformarlas en tierras de cultivo. Por otra parte, SS Benedicto XVI, censura los mètodos anticonceptivos en África, por eso y volviendo al origen, mejor Arantxa, NO TOQUES LA BICHA.
    P.D. Dias atrás y en una Comunidad Indígena entre Argentina y Bolivia, se vendían unas panojas o mazorcas de maíz, con colores espectaculares en los granos, rojo bermellón lila, blanco..colores que reciben de la mineralización de la tierra donde crecen. De esta especie, quedan muy pocos cultivos, pues son chiquitas y de crecimiento lento, dan poca producción. En lugar de cultivarse para el consumo, se hace para venderse como objeto decorativo. Te enviaré una foto. Perdona la extensión del escrito.

  • Arantxa_sinergia sostenible

    Qué tal Eliseo?
    Muchas gracias por tu comentario.
    Prefiero seguir tocando la bicha, desantrañanado el funcionamiento de los flujos de alimentos en el mundo, para poder entender por qué loss campos de cereal de mipueblo se están regando el maíz a manta con el gua de un rio que ha quedado reducido a la mitad de su caudal. Quieros saber quienes son las personas responsables de que, al mismo tiempo y como tú bien dices,estén desapareciendo las variedades vegetales que han alimentado durante décadas a los habitantes de un territorio determinado para pasar a sustituirlas por grandes cultivos extensivos de plantas “marcianas”. Y no sólo eso, sino que además me gustaría ir contándo lo que voy descubriendo por el camino para que cada vez que vayamos a comprar nuestra comida, el alimento de nuestras células, nos hagamos unas cuantas preguntas y, verdaderamente, seamos una demanda responsable: prefiramos las pequeñas, bonitas y sabrosas mazorquitas a un producto de talla sabor y color standard.
    Un saludo, cuídate.

  • Esquiruela

    ¡¡Que viva Jamie y su huerta!!

Deja tu comentario

 

 

 

Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comment spam protected by SpamBam