Asociación Sinergia Sostenible

Sinergia Sostenible pone nombre al lugar de encuentro donde se fusionan las ganas de saber y de dar a conocer qué es la sostenibilidad, para buscar el mejor camino de llegar a ella.

Creemos que una de las labores más importantes que hoy en día tenemos los arquitectos es la de emplear nuestras energías en diseñar los mecanismos que permitan lograr un hábitat en equilibrio con el planeta que lo sustenta.
> > > > > lee más

Actividades:

Paralelamente a la confección de este blog, y como parte de un proyecto más amplio de difusión de la información e interactuación con los demás habitantes de este planeta, realizamos otras actividades: Las ya realizadas:

-Charla coloquio “Arquitectura y Sostenibilidad”. .

-Taller para niños ”Arquitectura para Niños”.

-Charla coloquio ”Energías Renovables”.

CIUDADANO O PEATON

ciudadano-o-peaton_sinergia-sostenible

Entendemos que uno de los principales males de nuestros pueblos y ciudades es el total reinado que ejerce el vehículo privado. El peatón, en muchos casos, queda olvidado o se convierte en una simple comparsa en lo que debería ser un hábitat lógico.

Muchos pueblos y ciudades siguen siendo presa del apabullante dominio del automóvil. Basta con ver como muchas plazas quedan totalmente aisladas por el tránsito de vehículos alrededor de ellas, sin contar que, a veces, incluso se les permite acceder a las mismas. Algunos casos más dramáticos nos encontramos cuando éstas son ocupadas como auténticas zonas de aparcamiento.

Simplemente cuidando estos espacios y liberándolos del tráfico rodado, estos centros neurálgicos recobrarían la seguridad y la tranquilidad que nunca debieron perder. A este respecto, Salvador Rueda comenta, “Cuando no existía el vehículo privado, los ciudadanos ocupaban la calle. No sólo circulaban; jugaban, había mercado. Surgió este invento y la gente que lo tenía, quería ir más rápido. Así que se pensó en repartir espacios; dejar el centro para los nuevos artefactos y unas cintas colindantes con los edificios, llamadas aceras, para las personas. En ese momento, el ciudadano dejó de serlo para convertirse en peatón, un medio de transporte más”. Buscar la forma de tener más ciudadanos y menos peatones debería de ser uno de los principales objetivos de nuestras ciudades.

Si recordamos hace no muchos años, cuando se propuso que los centros de nuestras ciudades y pueblos se peatonalizasen, el ciudadano de a pie (hasta entonces peatón) puso el grito en el cielo pensando que estábamos todos locos. Las mayores protestas curiosamente venían de los comerciantes que pensaban que esto restaría actividad a sus negocios. El paso de los años ha demostrado que no es que bajase la actividad, sino muy al contrario, ha aumentando y sobretodo mejorado la calidad y confortabilidad de los centros urbanos, ahora libres de humos y ruidos.

Este tipo de acciones no son sencillas, pues exigen mucho diálogo entre administración, técnicos y ciudadanía. Pero como bien dice Bauman, “Avanzar con dificultades es un compromiso sin alternativas”. La evolución de nuestras ciudades, nos ha llevado a casos en los que el peatón ha recuperado su cetro de ciudadano y en otros, muy al contrario, el peatón ha continuado siendo relegado a un actor secundario dentro del reparto de papeles de nuestros entornos urbanos.

Para ser justos, hay que reconocer que no todo se ha hecho mal, y que hay excelentes ejemplos de sensato urbanismo, pero es insultante la gran cantidad de crecimientos urbanos inconexos, que para nada hacen ciudad, y que son fiel reflejo de las palabras de Tonunucci, en su magnifico libro la ciudad de los niños donde propone numerosas vias para que este ciudadano se convierta en el peatón del que nos hablaba Salvador Rueda, “La ciudad como ambiente unitario, como ecosistema, diría hoy un ambientalista, está desapareciendo y se está convirtiendo cada vez más en la suma de lugares especializados, autónomos y autosuficientes”.

Al hilo de esta idea, rescatamos las palabras de Schumacher “Mientras que la gente, con un tipo de lógica superficial, cree que tras los transportes rápidos y las comunicaciones instantáneas se abre una nueva dimensión de libertad, pasan por alto el hecho de que esos logros también tienden a disminuir la libertad (…), salvo que se adopten políticas y medidas conscientes para mitigar los efectos destructivos de esos avances tecnológicos”.

Esta prisa que se apodera de nosotros, parece no tener límites ni atender a razones como el coste ecológico y económico que suponen este tipo de acciones.

Estamos convencidos que con el simple cambio de jerarquía en la importancia que le damos a la relación peatón – trasporte privado, nuestros pueblos y ciudades serían infinitamente más humanas y habitables.

Autora: Agnieszka Stepien

5 comentarios en CIUDADANO O PEATON

  • Ricardo

    Creo que la idea es encontrar el equilibrio razonable entre tráfico y espacios para el peatón. Poco a poco, nos damos cuenta de que no podemos vivir en estas ciudades atestadas de ruido, tráfico y contaminación, donde se promueve “inconscientemente” el uso del vehículo particular. Muy bien traído el ejemplo de Salvador Rueda: el caso de las supermanzanas (hay proyectos para estudiar su aplicación real en Vitoria y Sevilla, según tengo entendido).
    Yo, por lo pronto, ciudadano y peatón :)

  • Tienes toda la razón , Ricardo. El tema es necesario enfocar desde el equilibrio entre estas dos figuras : la del ciudadano y la del peatón. Y debemos sentirnos , como propones, ciudadanos y peatones. Además, entendemos que es necesario cultivar, tanto entre unos, como entre los otros, el respetuoso uso de vehículo privado. Tenemos cada vez más ejemplos para seguir en esta dirección: las supermanzanas de Salvador Rueda, copenhagizaciones de Jan Gehl, todos ellos dan fe que el equilibrio de que hablamos es posible.

  • Creo que el automovil es desastrozo para el nivel de vida.
    El medio ambiente termina en un estado cada dia peor, mayor contaminacion del aire, de ruidos, de transito, de falta de calidad ambiental.
    Se deberia empezar a pensar en dejar de lado el auto privado, reemplazarlo por medios de transporte publico.
    es un tema muy serio.
    es tragico lo que queda o lo que viene.

  • no es solo un trabajo de arquitectos,..
    es del gobierno, de ecologistas,de fisicos, urbanistas, y de toda persona con sentido comun,hasta de medicos.
    ( pero no un problema de arquitectos ?
    eso suena comico ).
    y yo soy arq.
    atte.

  • Me parece bastante interesante todo lo que tenga que ver con el uso de la calle por parte de la gente. Y se que suena un poco spammer, pero no puedo evitar enlazaros un blog en el que participo que precisamente trata, entre otras cosas, de devolver las calles a las personas, ya que entendemos la calle como un lugar, no como una infraestructura. Si alguno está por Madrid y tiene ocasión de pasar por delante de Nuevos Ministerios, también podrá ver una exposición que tenemos montada allí en estos momentos.

    http://rehabitar.blogspot.com

Deja tu comentario

 

 

 

Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comment spam protected by SpamBam