Asociación Sinergia Sostenible

Sinergia Sostenible pone nombre al lugar de encuentro donde se fusionan las ganas de saber y de dar a conocer qué es la sostenibilidad, para buscar el mejor camino de llegar a ella.

Creemos que una de las labores más importantes que hoy en día tenemos los arquitectos es la de emplear nuestras energías en diseñar los mecanismos que permitan lograr un hábitat en equilibrio con el planeta que lo sustenta.
> > > > > lee más

Actividades:

Paralelamente a la confección de este blog, y como parte de un proyecto más amplio de difusión de la información e interactuación con los demás habitantes de este planeta, realizamos otras actividades: Las ya realizadas:

-Charla coloquio “Arquitectura y Sostenibilidad”. .

-Taller para niños ”Arquitectura para Niños”.

-Charla coloquio ”Energías Renovables”.

LUGAR DE LA IDENTIDAD EN UNA CIUDAD SOSTENIBLE

 

IMG_1853_2

 

Cuando se plantea la rehabilitación sostenible de las ciudades, casi siempre pensamos sobre el tráfico o el ahorro de energía, y sin dudarlo,  estos aspectos de la sostenibilidad son  importantísimos, pero no es suficiente con quedarnos ahí. Sobre qué aspecto debemos tener en cuenta para tener una ciudad realmente humana y sostenible, trata este artículo.

 

 

Los antiguos romanos ya diferenciaban dos partes “fundantes” en sus ciudades: “Urbis”  definía  lo construido, el conjunto de la arquitectura y el urbanismo, mientras que “civitas” se refería a las relaciones interpersonales dentro de la ciudad construida. Los dos estaban conectados entre sí. El lugar donde habitaba cada ciudadano afectaba a sus relaciones y viceversa: su entorno social influía en su manera de vivir. Como afirma Saskia Sassen, todo ello ha llegado hasta nuestros días aunque unos factores ganaron y otros perdieron su fuerza. La socióloga apunta la importancia del lugar donde nacimos como elemento clave en el desarrollo de cada individuo y la consecuencia de este hecho es el constante aumento de diferencias sociales; los ricos  nacen ricos y los pobres nacen pobres.

 

¿Pero cómo se traslada este tema al campo de las ciudades contemporáneas en España?

Volvamos a la cuestión de la rehabilitación sostenible que exigen nuestras ciudades. Un desmesurado desarrollo urbano en las décadas de los 60 y 70, nos devuelve, ahora, una crisis en la mayoría de los barrios construidos en esa época. Muchas veces deteriorados, dando a sus habitantes una calidad de vida que deja mucho que desear, estas partes de la ciudad se convierten en un auténtico problema. Pero un problema todavía más serio, pueden provocar las inadecuadas soluciones a esta cuestión, y es ahí donde juega un papel principal tanto el urbanismo como la arquitectura.

 

Parece que los temas relacionados con la parte material de la ciudad están actualmente más desarrollados que los enfocados hacia lo cívico, tanto a la escala de un portal como de una metrópoli. Es cierto que se hace bastante para estimular la participación ciudadana, pero sobre el tema que está en sus raíces, y que no es otro que la identidad, se habla bien poco. ¿Y porque es tan importante esta cuestión? Porque entendida como la necesidad de pertenencia de un individuo a un lugar define el fundamento de la ciudad “civitas”. Es una “construcción” levantada lentamente durante muchos años. Tiene una estructura muy frágil y muy sensible a los cambios. Pero la ciudad contemporánea con sus flujos y mutaciones descuida mucho a la identidad y cuando buscamos lugares donde está presente, llegamos a una escala donde cobra importancia el concepto de la vecindad. Es el espíritu del barrio lo que hace que la gente se siente arraigada. Parafraseando a Heidegger, formamos parte de los lugares porque los lugares forman parte de nosotros. Hay unos lazos muy importantes que nos hacen decir: “Soy de aquí”. Lo mismo le pasa al vecino del barrio de Gracia en Barcelona, de Alfama en Lisboa o Montmartre en Paris. En estos casos el tema de la identidad es evidente, pero hay lugares donde la gente se siente avergonzada de sus raíces.

Sin embargo no hay lugares malos, solamente los que necesitan ser reconocidos y por eso estimular el reconocimiento de los barrios deteriorados es la cuestión que deberíamos tener en cuenta en el marco de la rehabilitación sostenible. Un lugar por el mero hecho de ser habitado por una persona ya cobra un valor especial y pertenece a la arquitectura y al urbanismo la capacidad de poner en valor una identidad deteriorada.

 

Necesitamos una arquitectura que recicle el espíritu del barrio estimulando las relaciones entre los vecinos y liberándoles del complejo que supone habitar en una zona degradada. Las formas de llevar a cabo este concepto pueden ser varias, pero todas exigen diálogo y colaboración del triunvirato formado por técnicos competentes, canales reales de participación ciudadana y políticos sensibles a las necesidades de la gente.

 

La política de tabula rasa practicada a menudo en el caso de barrios deteriorados, se convierte en una solución más que incorrecta. Supone un enorme gasto de energía y materiales y produce una desmesurada cantidad de residuos. Además en el proceso de desalojo-realojo de los habitantes se destruye el frágil sistema de la “civitas”. Así, se termina muriendo debajo de los escombros el espíritu del barrio, algo único e imposible de reconstruir en las ciudades que hoy estamos levantando. 

 

                                                     Autora: Agnieszka Stepien

 

Autor de la fotografía, http://www.flickr.com/photos/anroir/

 

2 comentarios en LUGAR DE LA IDENTIDAD EN UNA CIUDAD SOSTENIBLE

  • uxua

    Enhorabuena por el nuevo blog!
    La verdad es que no sé de donde sacais el tiempo para tanta cosa interesante…hacen falta 2 vidas.
    Me ha gustado especialmente este artículo porque este campo me interesa mucho. Esa reflexión sobre un mismo lugar…visto con ojos diferentes, del que vive allí y del que lo ve al pasar. El primero, quizás sólo por verlo a diario, no lo percibe de otra forma, pero lo siente suyo aunque esté sepultado bajo escombros!! el segundo, el que se lo encuentra o busca con intención de “reciclarlo” y ve en él tantas posibilidades…puede que el estar decorado con escombros, haga del mismo un lugar con historia, lo que fue y ya no es…pero…hay tantas cosas que puede ser…!…
    La colaboración entre el barrio, implica un cariño especial con el que se harán las cosas, ellos saben lo que necesitan…el resto sólo podemos ayudar un poco.
    ¿De qué sirven tantas parcelas derruidas y tapiadas durante décadas? para algunos un lienzo en blanco, para otros cuatro ladrillos mal puestos que llevan así toda la vida…pero ¿qué pasa dentro?…

    Os veo motivados con el tema social…”talleres para niños”…etc. si estais pensando en alguna acción de reutilización de espacios…en el que se pueda echar una mano, contad conmigo sin dudarlo.

    un abrazo.

  • Hola Uxua,

    Nos alegra muchísimo verte por aquí.

    El problema de los solares vacíos en los cascos antiguos es realmente grave. Son unas auténticas machas blancas en la trama de la ciudad. Nadie disfruta de ellos, quizás solo los gatos callejeros.
    Mientras tanto, siguen construyéndose nuevos barrios, igualitos en todos los extrarradios urbanos del mundo. Seguimos sin darnos cuenta que las ciudades son como los organismos ya maduros que necesitan crecer por dentro.

    Por otro lado, el tema del valor de los escombros es igual de importante. A menudo hace falta una mirada desde fuera para dar valor a lo que siempre estuvo en el lugar y los que viven en él no ven allí más que un problema.

    Por eso queremos con la iniciativa de Sinergia Sostenible empezar este trabajo de remarcar ciertos temas, o como minimo invitar a reflexionar sobre lo que la rutina muchas veces nos impide ver.

    gracias por ofrecernos tu colaboración.Contamos contigo.

Deja tu comentario

 

 

 

Puedes utilizar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comment spam protected by SpamBam